2024

Una fuerte inundación

David Martínez Suárez

– Una inundación arrasa pero también siembra.

Parto de una revisión desde la producción más reciente a las piezas más antiguas que tenía nga guardadas en el taller. Situar una al lado de otra y ver cómo se mantienen, forzarlas a que establezcan una convivencia para que de alguna forma vuelvan a ser compañeras de piso.

Al principio solo hay objetos y materiales articulándose entre ellos. La obra es la forma en la que estos se disponen en el espacio que normalmente no vemos, de reojo, a ras de suelo o justo de lado no su simple contenedor. Analizar lo que se mantiene y lo que se desecha en el proceso desde una negociación, a unas condiciones de producción que genera resultados materiales en una lógica que parte de su mismo proceso de levantamiento. La práctica artística como un lugar desde el que inventarse, el lugar de la acción y del refugio.

– Pienso en lo que es bueno, bello y justo.

Los objetos de la exposición apuntalan nociones sobre el proceso mismo, son esculturas mientras acontecen como esculturas, reciben una patada y dejan de serlo para convertirse de nuevo en materiales.